LAS CUENTAS ESTÁN PENDIENTES: SE ASUMEN O CONDENAMOS AL PROYECTO BOLIVARIANO



“El pueblo votó, no por Chávez ¡no!, no es por Chávez que el pueblo vota, es por un proyecto, es por un camino, es por una vía, y Chávez durante una y mil veces lo dijo: vamos por la vía del socialismo. El pueblo votó por la vía del socialismo y es socialismo lo que quiere el pueblo, y es socialismo lo que requiere el pueblo, lo que necesita la Patria.
… espero que esta, mi innovación, no vaya a correr la misma suerte que corrió la propuesta de Bolívar del Poder Moral. El Poder Moral de Bolívar lo que lo colocaron fue como un anexo para luego discutirlo, consultar con los sabios del mundo. Mentira, era que estaban condenándolo, lo condenaron, porque estaba la élite allí, que quería era adueñarse del país, a Bolívar comenzaron a apuñalearlo, Bolívar decretó no sé cuántas veces la libertad de los esclavos, y murió en santa Marta oyendo el salve de los esclavos y su cadáver lo llevaron cuatro esclavos a la vieja aduana de Santa Marta, así murió Bolívar, los esclavos cargaron su cadáver.”
Hugo Chávez – 10 de Enero de 2007


Para nosotros el pueblo llano, de a pie, descamisado y sin rostro, quienes vivimos dignamente de nuestro trabajo, de nuestras alegrías y tristezas, de nuestra hambre y nuestras esperanzas, resulta indiscutible el inmenso apoyo popular que dimos a la propuesta de convocar al poder constituyente en medio de una de las más profundas crisis económicas y políticas que ha atravesado el país. Asumimos dicha convocatoria y participamos con otra campaña, en lo que tal vez ha sido uno de los ejercicios más hermosos y amorosos de movilización popular de las fuerzas revolucionarias en su esencia chavista y libertaria.

Con este amor y con la misma fuerza consideramos impostergable exigir que se tomen medidas que solucionen en lo inmediato los problemas que sacuden la conciencia de nuestro pueblo, quien con los bolsillos y el sueldo destrozado por la situación actual, ve con mucha reserva la voluntad política que puedan tener los constituyentistas electos, ya que en su mayoría son delpartido de gobierno (PSUV), hecho que demuestra una gran contradicción de principio con la petición publica realizada por elPresidente de la República Nicolás Maduro, cuando el 1ro de mayo hizo el llamado al poder constituyente del pueblo recalcandoen acto público que: “toda la estructura-maquinaria del PSUV, debe asumir el impulso de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente; pero no como PSUV, puesto que no es una elección partidista… la constituyente debe ser un proceso popular, electo por la base, debe ser ciudadana, popular, obrera, campesina, comunera, indígena, feminista, bolivariana y profundamente chavista por lo democrática, por lo popular”. Cuentas pendientes de larga data tiene el partido de gobierno (PSUV) con el proyecto bolivariano y quedó como cuenta pendiente el llamado a no partidizar el proceso constituyente.

El proceso constituyente debe ser desde abajo o no es, debe ser permanente, dialectico, inclusivo y popular, debe darse más allá de un palacio legislativo, debe darse desde las catacumbas del barrio, desde el camino de las comunidades indígenas, obreras, campesinas, debe darse desde los epicentros del conocimiento popular revolucionario; es decir, desde los cimientos y la espina dorsal del socialismo bolivariano que estamos construyendo en este lado del hemisferio las montoneras que hemos ofrendado sin cansancio nuestra sangre, sudor y lágrimas para construir y sostener la revolución bolivariana. Hasta ahora este proceso desde abajo es otra cuenta pendiente.

Aquí abajo consideramos impostergable tomar las decisiones más atinentes que se tengan que tomar para derrotar el plan genocida que a través del estrangulamiento de nuestra economía viene aplicando el imperialismo y sus lacayos (dentro de estos últimos algunos cuantos traidores al proceso mimetizados dentro del mismo). En una Revolución verdadera no hay excusa que valga para justificar postergaciones, cualquier demora es una condena al proceso bolivariano. Parafraseando a Negri el comandante de rebeliones Hugo Chávez decía: “El tiempo, dice Negri, no es fácil la composición, las composiciones de Negri; pero él lo que quiere decir es que el poder constituyente activado como un gran motor, una potencia desatada le pasa por encima al espacio y se lo traga, y lo convierte en tiempo nuevo, y ese tiempo que se traga el espacio, se transfigura en actor fundamental, en multitud, en Revolución”.

Implica un imperativo Moral para los electos en la constituyente, el compromiso de profundizar la Revolución al calor de la coyuntura actual, convertirse junto al pueblo en potencia desatada y tomar las medidas que son el clamor popular, que son el resultado de muchas asambleas en el camino de las comunidades, donde entre otras cosas el conocimiento popular dictaminóque es necesaria ya: 1- La congelación de precios de todos los productos de la cesta básica, además de productos de limpieza y de higiene personal; 2- La repatriación de capitales robados del FONDEMI, Fondo Chino, PDVSA y CADIVI, entre otros, que se encuentran en paraísos fiscales, para que podamos reducir la inflación, reactivar el aparato productivo, reducir la deuda externa y fortalecer nuestra moneda; 3- El encarcelamiento de los líderes o autores intelectuales del asesinato de 110 personas por trancas y guarimbas realizadas en las calles de nuestra Patria durante más de tres meses; 4- La reforma de unos 50artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que para nosotros son casi gazapos que no se adecuan a la realidad socio-política que caracteriza a este pueblo Afroindoamericano que sigue construyendo su propio destino. Clamor popular que es cuenta pendiente.

Es un grito desesperado el de este pueblo y aún no lo escuchan. Afortunadamente no es un salve aún, es un grito de batalla y libertario pero aún no lo escuchan. Es un grito de Patria o muerte pero aún no lo escuchan. Cuenta pendiente.

La conciliación entre el discurso y la práctica constituye la principal cuenta por saldar: Bastá ya de chantajes y de pañitos de agua tibia, los términos medios son la antesala a la traición decía el Che. El discurso antiimperialista no puede seguir siendo chantaje para postergar las exigencias inmediatas del pueblo, todo lo contrario. La amenaza imperial hoy más acentuada que nunca en el campo militar y las ejecutorías en los campos político y económico desde el imperio deben estremecer las cimientes del proceso revolucionario para retomar la senda que desde abajo debe construirse y consolidarse para salvar de la condena al proyecto bolivariano.

La noche del 7 de Septiembre el Presidente de la República entregó ocho proyectos de Ley en materia económica a la Asamblea Nacional Constituyente “para encaminar la economía potencia para el plan constituyente de paz y de estabilidad económica que echamos andar desde el día de hoy 7 de septiembre del año 2017”, según dijo. Esperamos que dichos proyectos de Ley no se queden en análisis y discusiones legislativas, no se queden en letra impresa sobre papel y no se conviertan en otra cuenta pendiente.

Seguimos siendo la vanguardia de Nuestra América, somos las montoneras de Bolívar y Chávez, somos Poder Constituyente, somos sabios y pacientes pero también somos candela purificadora cuando nos toque la hora de cobrar las cuentas pendientes, somos los que no dejaremos que se condenen los sueños, somos los que no dejaremos que se condene a la Patria.

En la fragua de la corriente histórica social:
¡VOLVEMOS POR TODOS LOS CAMINOS!
COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRAMERICA
La Otra Mérida


Comentarios