III Entrompe y Quiebre Comunicacional de Los Pueblos en Lucha

ACTIVOS DE NUEVO...

¡Hacia el Encuentro por la Organización Necesaria y Posible! ---- COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRA AMÉRICA ----

lunes, julio 16, 2012

A LOS GUERRILLEROS DE LAS FARC-EP, PRISIONEROS EN LAS CARCELES DE LA OLIGARQUIA COLOMBIANA Y DEL IMPERIO YANQUI


Escrito por Tatiana de los Ríos, Combatiente de la Unidad Jorge Artel

Martes, 10 de Julio de 2012 23:17

Quiero expresarles el entusiasmo y la alegría que nos embarga al saber de grandes combatientes como ustedes, llenos de moral combativa que enfrentan al Estado torturador con dignidad y firmeza haciendo de esos centros de tortura una trinchera de lucha.
Nos indignaron los hechos del pasado 9 de marzo, cuando en la prisión de máxima seguridad ERON picota, un grupo de carceleros torturadores del INPEC, le dieron una golpiza al prisionero político, Che María, y luego de que celebraron su hazaña difundieron el comentario de que se había tratado de un error, porque en realidad iban en busca de Tulio Murillo “Alonso”, combatiente fariano y líder del MNC a quien desde hace mucho tiempo y de diversas maneras le han querido, sin lograrlo, doblegar su firmeza.
Entre tanto, el gobierno de JM santos cínicamente sigue afirmando que en Colombia no existen prisioneros políticos ni violaciones a los derechos humanos. Preguntamos al gobierno y a la opinión pública nacional e internacional, que son entonces los más de 9.000 luchadores políticos encarcelados por este régimen, en la mayoría de los casos con montajes judiciales.
Sabemos que nuestros presos, viven de la peor manera en las cárceles, a diferencia de los paramilitares, capos del narcotráfico, y para- políticos. Esos si gozan de privilegios y garantías. Sabemos también y nos causa orgullo que algunos de los nuestros, como es el caso de Marinelly Hernández, se han declarado en ruptura con el sistema judicial y con las instituciones del Estado. No se imaginan la alegría que brota desde estas selvas del combate y la esperanza ver a nuestras combatientes alzarse con toda la dignidad de la mujer fariana. Se nos agita el corazón, emocionado al saber que camaradas como ustedes son fuerza moral que guía nuestros pasos hacia las transformaciones definitivas.
Las FARC-EP somos el ejército del pueblo colombiano. Así lo expresa con cariño la población por donde marchan nuestras unidades guerrilleras. Este pequeño detalle nos hace indestructibles.
El gobierno de Juan Manuel Santos, quiere callar las protestas que se dan en las calles, carreteras, barrios y veredas del país. Nuestro pueblo, cansado de tantos crímenes, impunidad, explotación y corrupción, se alza a la lucha levantando la esperanza. Este pueblo está cansado de la violencia interminable y anhela el fin del conflicto. Por eso alzamos cada vez más en alto la bandera de la paz. La paz que impulsamos es la que claman las mayorías, la de la justicia social.
Desde nuestra trinchera de dignidad, con el fusil en alto, seguimos impulsando con optimismo las ideas de Marulanda y Jacobo, de Jorge y Alfonso, de Iván, Raúl y Mariana y de todos los combatientes que han ofrendado sus vidas soñando con la Colombia Nueva. En memoria de ellos y en favor de los pobres es nuestra lucha por la justicia social.
A nuestros prisioneros políticos, hombres y mujeres de temple de acero, les enviamos nuestro mensaje de optimismo y solidaridad bolivariana. Contra ellos el Estado descarga toda la venganza y el odio; por eso son privados de toda clase de garantías y derechos. Bajo cualquier pretexto se les impide la asistencia oportuna de abogados y la visita de familiares y cónyuges, la realización de estudio y trabajo para redimir penas, la remisión a las consultas médicas entre otros, entre tanto los oligarcas comprometidos con grandes desfalcos a la nación y estrechas relaciones con la mafia y el paramilitarismo gozan de privilegios y comodidades en los centros de reclusión.
Todas estas violaciones a los derechos humanos son razones para la lucha de los oprimidos. Nuestro destino está unido a los más pobres de Colombia, a los excluidos, a los despojados a las mayorías del pueblo colombiano. Nuestra lucha hoy más que nunca es por una patria justa, donde no haya cabida para la tortura, los crímenes de Estado el despojo de la tierra, el hambre y la miseria.

Orgullosos de su lealtad y firmeza me despido con un grito de esperanza: ¡Desde Marquetalia hasta la victoria!
Un fuerte abrazo revolucionario y hasta pronto. Quedo en espera de sus notas de respuesta.
CON BOLIVAR CON MANUEL CON EL PUEBLO AL PODER. SOMOS FARC-EJERCITO DEL PUEBLO.
ATT. TATIANA DE LOS RIOS, UNIDAD JORGE ARTEL

No hay comentarios.: