ACTIVOS DE NUEVO...

¡Volvemos por todos los caminos! ---- COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRA AMÉRICA ----

miércoles, marzo 04, 2009

8 de Marzo... ¡Marcharemos!


Por: Juana Guzmán

Un tambor se escucha con fuerza. Es el corazón de la pacha mama pariendo la vida…

Compañeras, campesinas, indígenas, mujeres trabajadoras, madres, estudiantes, artistas: Venezuela pintada de brillantes colores avanza en la edificación de una matria justa, libre y soberana. El sendero de La Tierra como oráculo sagrado te convoca hoy a levantar el vuelo, unir tu color, sudor, y esperanza a millares de mujeres y hombres que se atreven en la concreción del socialismo. El 8 de marzo es una fiesta, una celebración por la vida de las mujeres, pero también es un día de lucha y memoria para evocar a todas aquellas que con sus pasos trazaron el camino que hoy recorremos. 

Sigamos los pasos de Clara Zetkin, socialista alemana, militante feminista quien en 1910 impulso la propuesta de la conmemoración del día Internacional de la mujer en la II Conferencia Internacional de las mujeres socialistas en Copenhague, Dinamarca. Caminemos juntas, al lado de las obreras que movilizadas por toda Europa revindicaron sus derechos humanos y denunciaron las atroces condiciones laborales a las que fueron sometidas a finales del siglo IX y primeras décadas del siglo XX. Hoy regresan en nuestras voces para repudiar la esclavitud moderna de un sistema que alienó la vida, al obligar al consumo y extraer tus mejores energías. 

Marchemos por las calles imaginarias de una época que aunque parece distante es la nuestra, y denunciemos la injusticia cometida contra las más de 147 mujeres que fueron quemadas en aquella fábrica textil de Nueva Cork en marzo de 1911. Casi todas inmigrantes, judías, e italianas. Agradezcamos por sus vidas y por el legado de dignidad y lucha que hoy florece en el camino feminista. Nuestras hermanas Rusas también nos acompañan, ellas, en pleno régimen zaristas revindicaron sus derechos y evidenciaron las condiciones de vida y de trabajo a las que eran sometidas: jornadas de 16 horas, y ningún tipo de seguridad laboral. Fue tal la amenaza de su poder creador que en 1914 solo los muros de una cárcel impidieron la marcha: todas las organizadoras de la jornada estaban presas. Pero esto fue momentáneo, porque fueron ellas, con su fuerza y valentía quienes el 8 de marzo de 1917 desencadenaran una movilización de tal magnitud que precipitó acciones revolucionarias que condujeron a la victoria de la revolución rusa.

A lo largo del siglo XX y en distintas fechas, siguieron marchando mujeres norte americanas, alemanas, suecas, rusas, judías. Elevaron sus espíritus rompiendo paradigmas, cambiando concepciones y roles pre establecidos por el sistema patriarcal. Fue así como en 1922 fue promulgado el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer trabajadora. Esta historia no es azar, está conectada con una tradición de mujeres valientes que han luchado con el el sistema capitalista-patriarcal. Ellas con su sangre tejieron la red, nosotras hoy somos las tejedoras y recibimos este hilo auténtico casi perdido en los grandes registros históricos. Ni los socialistas, ni los historiadores se han ocupado de contar este periodo de la historia, comprendamos su inmenso significado. Hoy es un momento para evolucionar, y en esta era de gran cambio social, el 8 de marzo es el símbolo de la participación activa de las mujeres para transformar su condición y luego transformar a la sociedad.

Aprendamos los pasos de nuestras madres, de nuestras abuelas que con su vida nos han dado una lección de solidaridad y con sabiduría han guardado la vida, haciendo posible soñar un mundo distinto. Sigamos a todas las mujeres que han dicho basta y se han atrevido a cambiar sus vidas, a todas aquellas que caminamos para decirnos a nosotras mismas y a los otros que si podemos, que no nos cala más este absurdo sistema y que somos mujeres concientes ejerciendo nuestro poder de transformar. Unámonos en este gran movicierto de mujeres que se levanta en todos los rincones de nuestra hermosa Tierra, desde Africa hasta América, Asía Europa y Oceanía. 

¿Por qué MARCHAMOS?

Por los campos, llanos, montañas, valles y florestas, la humanidad desbravó caminos. Las grandes marchas son magia porque caminar es el camino, son un patrimonio de la memoria colectiva de los pueblos. Como no recordar la gran marcha del pueblo de Dios por los desiertos egipcios en búsqueda de la tierra prometida, o a Mao tse tung marchando con su numeroso ejercito de campesin@s hambrient@s y descalsos en contra del regimen de chang Kai cheK en China, recorriendo mas de 10.000 km. La imborrable huella blanca de Gandhi con su caminar pacifico en contra las medidas nada amistosas del imperio británico en la India.

En nuestro América han quedado sembradas las largas marchas del ejército del libertador Simón Bolívar y la toma de ciudades, ejemplo de movilización a favor del plan de liberación. En Brasil es inolvidable Carlos prestes y la Marcha de la Esperanza, una ola de saber e ideales a una nación despolitizada y emergida en la miseria cultural de la época, mas de 25.000 km recogidos! En la actualidad, los indígenas caminan en México y en Colombia. La minga recorre todo el territorio colombiano y a su paso siembra la esperanza. Minga viene del quechua y significa solidaridad, trabajo colectivo.

América despierta, se moviliza y nace el adviento de los pueblos. 
Unámonos a esta antigua trilla, dejemos nuestra huella fija y con paso firme y compromiso revolucionario hagamos verdad nuestros derechos. Llevemos a cabo la revolucion inacabada, herencia de nuestras maestras y luchadoras. 


Hoy, nosotras, mujeres venezolanas marchamos:

- Por el cumplimiento de los artículos establecidos en nuestra constitución…El Art. 14 de la ley de tierras.
- Por el cumplimiento de la ley del derecho de una vida sin violencia.
- Por la seguridad laboral…
- Por la defensa del proceso revolucionario…
- Por nuestro presidente Chávez por mostrarse de manera coherente delante de las causas de la lucha femenina, mostrando ser un hombre sencillamente reconciliado con su lado femenino.
- Por la defensa de la cultura de nuestro pueblo, patrimonio de nuestra gente y fuente de resistencia ante las “culturas” impuestas.
- Por nuestra participación más activa y visible en la toma de decisiones dentro de los espacios de construcción de poder popular: Consejos comunales, comunas, PSUV.
- Por la etica revolucionaria, porque lo personal es político.
- Por el derecho a un amor pleno.

Denunciamos:

- El ataque mediático a la figura de la mujer, reducida a objeto sexual, por los medios de comunicación en el país (incluso música como el regueton).
- La corrupción y el burocratismo infiltrados en el estado impidiendo la transformación de ese en un estado socialista.
- La violencia domestica, sufrida y ocultada por la demagógica sociedad burguesa y conservadora
- La ingerencia del imperio en nuestra patria, y sus lacay@s en Venezuela que a su vez manipulan estudiantes incluso de nuestros barrios y campos.
- La iglesia católica por apoyar el violador Nixon Moreno.
- Los hombres que no expresan sus emociones.

Como marchar:

La seguridad en la victoria de un ejercito de combatientes se mide por el nivel de disciplina desarrollado por l@s soldad@s. Haremos nuestra marcha de forma ejemplar, demostrando nuestra capacidad organizativa, nos encontraremos con mujeres de todas las regiones, pintaremos de colores nuestro cuerpo, banderas y flores, cruzaremos las calles del valle de Caracas, dejando una imagen viva en el rastro en la historia. Recogeremos la basura que por ventura produzcamos, de esa manera nos mostraremos preocupadas y concientes de la preservación y cuidado con la pachamama, la madre tierra.

Una marcha nutrida de arte, consignas, músicas y manifestaciones culturales que demuestren claramente nuestros objetivos. Somos mujeres concientes reinvidicando, y conmemorando nuestro día.

No hay comentarios.: