ACTIVOS DE NUEVO...

¡Volvemos por todos los caminos! ---- COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRA AMÉRICA ----

viernes, octubre 31, 2008

¡FELIZ CUMPLEAÑOS PANITA!


Hoy cumpleaños mi panita, camarada, amigo, padre y hermano Alí Primera; 66 años cumple el viejo y sigue pareciendo un carajito, alegre y rebelde, pregunton y contestatario.

Todavía recuerdo cuando le preguntaba a mi tía por esas canciones tan bonitas que uno escuchaba de chamito y ella me decía: ese es Alí Primera que le canta a la Patria Buena, y tarareabamos la canción de "hacen falta muchos golpes para matar al chiripero..." Y quién es ese Alí Primera le preguntaba yo a mi tía, y ella me decía: "Un revolucionario",  y le brillaban los ojos mucho cuando decía esa palabra y entonces cantabamos con más entusiasmo la canción.

Hoy cuando cumpleaños Alí, a esta hora de la mañana, pienso en qué pueda regalarle a quien me ha ragalado tanto. Y digo, Alí donde estes panita, mi regalo es mi dignidad militante, mi regalo es mi esfuerzo por no traicionar tu canto y tu ejemplo, mi regalo es tratar de ser cada día mejor ser humano, mi regalo es mi compromiso, abajo y a la izquierda.

¡Feliz cumpleaños hermano!

                                    Luis Perales

Siempre abajo... donde nuestra canción tiene una mayor razón de existir...

Cuando yo conocí las posibilidades de la canción fue estando preso en la Digepol; allí me di cuenta de que la canción comunicaba algo que era más que la mera diversión, o el simple pasar el rato. Me di cuenta de que la canción podía influir en otro aspecto: en el carácter del hombre. Con una canción se podía expresar una respuesta a por qué estábamos presos, por qué resistíamos

Todo hombre que surge como cantor, vinculado ideológicamente a un partido o a una línea revolucionaria, tiene que luchar por apartar la dependencia que en ese momento surge entre su trabajo cultural, y el partido, la línea partidista, la ideología. Eso me pasó a mí, hasta el punto de que no podía dar un trabajo, si éste no expresaba una línea partidista. Eso hacía que la canción viniera del partido, pero que no llegara hasta donde debía llegar.

He terminado por decidir que la canción viene esencialmente del pueblo, pero del pueblo que hace su voz a diario, cotidianamente, en cualquier sitio...

No sé decir cuántas veces algunos de nosotros hemos estado en primer lugar en algunas emisoras; lo que en verdad resulta importante es que, a pesar de estar allí, hemos estado siempre abajo, y no porque fuéramos marginales o subterráneos. Y cuando digo ‘siempre abajo’ me refiero a que hemos seguido donde nuestra canción tiene una mayor razón de existir, de ser, de funcionar. Nuestra canción no es de un sector, rompe distancias, no es estudiantil, no es del campesinado, no es intelectual; tiene algo de cada uno de nosotros, tiene un aporte porque, al ser la canción del hombre (antes que el pueblo, existe el hombre) ella ha tomado una parte de cada uno de nosotros.

                                          Alí Primera

No hay comentarios.: