ACTIVOS DE NUEVO...

¡Volvemos por todos los caminos! ---- COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRA AMÉRICA ----

jueves, octubre 23, 2008

El Seminarista de las Águilas Negras


Por: Gonzalo Fragui

Álvaro Uribe es muy católico. Él dice que le reza a los santos, todos los días de esta vida, por la paz de Colombia: le reza al vicepresidente, Santos, y al Ministro de la Defensa, Santos.

Los Santos en Colombia son muy diferentes a los santos latinoamericanos. Santos como San Antonio, por ejemplo, consigue novias; Santa Eduviges consigue casas; y, aunque San Pancracio tiene todos los poderes, se queda corto con los Santos colombianos. 

En Colombia, un Santos es dueño de El Tiempo y el otro es dueño del espacio. El espacio colombiano, el campo, que es muy rico, sobre todo en campesinos pobres. 

Una prueba de esa fertilidad es, como su nombre lo indica, la finca “El Ubérrimo”, propiedad de Uribe. Finca de una gran movilidad, crece todos los días. Finca que se desplaza de manera proporcional a los desplazados. Mientras más grande la finca, mayor es también el número de desplazados.

Pero para que un latifundio crezca es necesaria la vigilancia. Alguien que tenga ojo de águila, y quién mejor que Las Águilas Negras, “el último grito” de la tortura en Colombia, hijas putativas de Uribe.

Es que Uribe es un gran ecologista. Le gustan las flores y las aves. Su flor favorita es la amapola, dulcísima amapola. Y dentro de las aves, además de las águilas ya mencionadas, Uribe tiene especial admiración por los halcones norteamericanos. Pero, sin duda, el ave preferida del seminarista Uribe es el perico. 

No hay comentarios.: