III Entrompe y Quiebre Comunicacional de Los Pueblos en Lucha

ACTIVOS DE NUEVO...

¡Hacia el Encuentro por la Organización Necesaria y Posible! ---- COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRA AMÉRICA ----

viernes, junio 27, 2008

¿Quién puede dudar que se perdió el rumbo?


Por: Aksel Alvarez

Hay días en lo que uno piensa que no queda escapatoria: volverse cínico y nihilista son las únicas armas que nos quedan para enfrentar la realidad, pues nada parece coherente, y todo lo aparentemente coherente parece burlarse de nosotros. La primera noticia del día en la radio es que nuestra flamante Miss Venezuela se prepara para desfilar en alguno de los tantos desfiles temáticos del Miss Universo, eso no sorprende, lo que sí sorprende es que la edición de este año se llevará a cabo en Vietnam! Creo que el Che estaría devastado si conociese la noticia, sobretodo por aquella consigna de uno, dos, tres y tantos Vietnams. Pero es que con el pasar del día me fui dando cuenta de que la consigna ha sido tomada por la derecha, igual que la imagen del Che para destrozar la lucha revolucionaria. Para montarnos la trampa de siempre: una falsa imagen que seguir, que a lo único que nos lleva es al abismo. Ocupado en pensar sobre el asunto decidí comprar el periódico, uno “izquierdoso” (al menos con visos de ser ecuánime) y el otro abiertamente de derechas. Me sorprendí con las noticias que ahí encontré. Por un lado está la noticia del siglo: Chávez pacta con la empresa privada, es decir, con la burguesía nacional (que no es lo mismo que decir nacionalista); eso para la derecha es una muestra de que se toma el “buen” camino, pero “quién sabe si dará buenos resultados, eso depende de que el señor ese siga los consejos de nosotros los que sabemos.” Mientras para los de izquierda y de quienes se dicen de izquierda la cosa no se puede calificar: “nos parece una locura aliarse con la oligarquía, pero entendemos que haya que hacerlo, por razones económicas”. Al parecer no se deciden si adular o ser fieles a sus pensamientos de izquierda por más básicos o elementales que sean. Para colmo nos encontramos con declaraciones de Alí Rodríguez Araque que dice que hay que frenar la inflación sin que por ello los pobres pasen más trabajo. Ya casi vemos las mediadas en el cuello de los pobres, sólo salvados por el populismo burocrático que va a seguir dándole migajas al Pueblo de lo que en verdad le pertenece, porque “Venezuela ahora es de todos”, en particular de los que tienen dinero. Más adelante ¿o atrás? En el periódico nos conseguimos al viejo Müller Rojas, que ha pasado de ser un factor revolucionario en el gobierno a ser un agrio defensor del status quo. Ahora resulta que “los verdaderos chavistas son los psuvistas” ¡De cajón! Quienes se mantienen fieles a ese partido son quienes apuestan a consolidarlo como un MVR versión 2.00, pues al parecer como que no se da cuenta de que ser “chavista” no implica ser revolucionario, casi se podría decir que los “chavistas” son los aduladores por conveniencia de un personaje, que intentan apartar al Pueblo del poder político y, consecuentemente, de la posibilidad de llevar a cabo un proceso revolucionario. Para colmo, recuerdo las palabras de Chávez hace unos días diciendo que la “guerra de guerrillas está pasada de moda” y recuerdo la carta que Celia Hart escribió en la ocasión, creo que lo que sucede actualmente es que no queremos darnos cuenta de que el rumbo político de este gobierno se alejó, no se está alejando, sino que ya marcha camino, en el mejor de los casos, hacia una democracia social desarrollista con rasgos nacionalistas. Supongo que más de uno a esta altura dirá o pensará que estoy loco, que soy un escuálido enclosetado y que me dedico a infiltrar a la revolución. Poco más da, no me importa. He visto demasiado de cerca al alto gobierno como para creer que lo que estamos viviendo sea una revolución impulsada desde el gobierno. El único y verdadero poder revolucionario reside en la masa, en el Pueblo, pero que permanece callado y manso por el bozal de arepa y la cobardía de los “dirigentes”, pero que llegado el momento de pagar las consecuencias de las trampas y suciedades de la burguesía, como siempre sucede, se levantará y hará correr la sangre de más de uno, en ese exorcismo que son las revueltas populares, pero que al carecer de una dirección y una estructura sólo diezman al Pueblo y lo dejan aún más débil y sometido a los designios de los buitres del poder. Creo que es debe de quienes nos consideramos revolucionarios denunciar en este momento lo que ocurre, no por buscar redención a futuro, comprar indulgencia con escapulario ajeno, ser viles oportunistas; sino que debemos asumir nuestra responsabilidad hasta las últimas consecuencias. Hemos trabajado para que este proceso se consolide en el poder, sin embargo, no hemos podido o sabido aprovechar los espacios que hemos ocupado para lograr articular con otros sectores, grupos y camaradas revolucionarios para promover cambios reales en las estructuras; sin embargo es cierto que cada vez que se impulsaban cambios de este tipo la consecuencia era ser llamado indisciplinado y repudiado por el establishment del poder local o nacional, según correspondiere. Hoy día se dicen mentiras tan grandes como que la cogestión de las empresas entre gobierno y obreros es un modelo fracasado, que por eso hay que impulsar Fabrica Adentro III, una alianza “natural” entre patrón y Estado, eso sí es un fracaso, es mantener el estado de las cosas, seguir fortaleciendo el modelo capitalista, para que la explotación del hombre por el hombre continúe. Podría extenderme mucho más sobre el asunto, pero creo que cada quien desde su espacio podrá enumerar casos concretos de esta clase de contradicciones entre la “intensión revolucionaria” mediática del gobierno y sus métodos concretos y reales. Sin embargo lo que me impulsa a escribir este artículo es la indignación que me hierve la sangre, ver como estamos perdiendo la oportunidad por la que asesinaron muchos, simplemente por haberla soñado o por hablar de ella, hoy día la tenemos entre las manos y se nos escapa como la arena fina.Es así que se me vino el recuerdo de tres ejemplos a la mente, quizás se pueda discutir mucho sobre sus planteamientos, sobre lo pertinente de sus métodos, inclusive podríamos cuestionar sus personalidades, pero todos esos asuntos que nos distraen de lo verdaderamente importante: la vocación revolucionaria. Los ejemplos de los que hablo son Allende, Fabricio Ojeda y el Che, no se trata de afinidad de ideas ni de nada de eso, cosa que podría ser. Se trata de admiración por la voluntad y el coraje de estos personajes, que fueron capaces de llevar hasta las últimas consecuencias su obstinación por lograr un cambio. El mundo está lleno de cobardes que hablan de lo que deberían hacer los demás, creo que deberíamos asumir que somos nosotros quienes debemos pararnos ante los demás y ofrecer el primer gesto. Tal vez nos derribe una bala asesina, quizás no consigamos el éxito profesional que soñamos, tal vez no podamos irnos a la cama tibia con la persona que amamos, pero carajo! Al menos habremos intentado hacer algo honestamente revolucionario. Mientras esperamos que “las condiciones estén dadas”, que llegue la próxima sesión de la escuela de cuadros, o que lleguemos a las siguientes elecciones “a ver si logramos meter al camarada en la asamblea legislativa” y cosas fútiles propias del sistema burgués, que no son sino un engaño para alejarnos del poder de verdad, mientras la gente muere de hambre, son asesinados los que se atreven a levantar la voz, la lluvia se lleva la casa de la anciana o esta es desalojada porque la pensión no le da para pagar la casa. Creo que es deber de nosotros como revolucionarios preguntarnos ¿estamos haciendo algo por verdaderamente cambiar las cosas? O ¿es que estamos demasiado acostumbrados a las suaves comodidades de la vida pequeño burguesa? Quizás alguien diga que se trata de indignación producto del ímpetu de la juventud, pero caramba señores, hacer la revolución supone intentar cambiar las cosas, no resignarse a actuar bajo las reglas de los poderosos, que solo sirven para atarnos. Quizás debiéramos abandonar todo lo que tenemos y lanzarnos a la lucha, pero siempre nos perseguirá el fantasma de la desconfianza en la traición de quienes nos acompañan. Mientras no logremos salvar ese escollo seguiremos oprimidos por este maldito sistema capitalista y procesos como el venezolano estarán condenados a derivar en el colaboracionismo de clases, tal y como estamos viendo. La pregunta es ¿quién le pone el cascabel al gato?


8 comentarios:

fake lottery tickets dijo...

We should have a great day today.

berto xxx dijo...

yeah! thats awsome!! i like it!


berto xxx

lottery winning numbers dijo...

Nice blog. Thats all.

pcso lotto result dijo...

Its ok if the appearance of your blog is not good. The important thing is the topic or the content of your blog.

berto xxx dijo...

yeah! thats awsome!! i like it!


berto xxx

super lotto numbers dijo...

What a great moment of reading blogs.

lotto philippine result dijo...

Nice blog. Thats all.

pcsolotto dijo...

Damu pa kmu to?.. Nano ni klase blog man?