ACTIVOS DE NUEVO...

¡Volvemos por todos los caminos! ---- COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRA AMÉRICA ----

domingo, junio 29, 2008

Estudiantes de la ULA y medios alternativos de Mérida expresan su solidaridad al pueblo boliviano.


El Embajador de Bolivia, Jorge Alvarado, junto a estudiantes y profesores de la Facultad de Ciencias (ULA) y compañeros de ANMCLA- Mérida.

El jueves 26 de junio se llevo a cabo un foro en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Los Andes (Mérida – Venezuela) con la presencia del ciudadano Jorge Alvarado, Embajador de la República de Bolivia en Venezuela. Actividad organizada por estudiantes socialistas de dicha Facultad y en la que estuvieron presentes también compañeros de los medios alternativos de ANMCLA – Mérida; quienes expresaron su solidaridad con el pueblo boliviano.

En este foro pudimos acercarnos a la realidad boliviana en la actualidad a través de la voz de su embajador en nuestro país. El mismo, comenzó su discurso, hablando sobre la importancia de la juventud y las universidades en los procesos de transformación de nuestros países y haciendo un llamado a rescatar el espíritu rebelde y revolucionario que debería caracterizar a la juventud universitaria ya que “Nuestras universidades no están jugando el papel que les corresponde y es en las universidades donde se generan grandes procesos revolucionarios”.

Refiriéndose al contexto boliviano actual, Jorge Alvarado, hizo un breve recorrido por la historia reciente de Bolivia, recordando que: “En Bolivia, el 65% de la población es indígena y campesina, y ha sido la población más discriminada y explotada... Los indígenas bolivianos vivían en condiciones de esclavitud hasta 1952, y hasta entonces, los indígenas y campesinos no eran considerados ciudadanos bolivianos. Aunque la Revolución de 1952 eliminó esta situación, según investigaciones de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, aún hoy en día continúa la situación de esclavitud para muchos indígenas y campesinos bolivianos, siendo explotados por grandes terratenientes y latifundistas”.

Ya en un contexto más reciente, el Embajador mencionó, la total influencia a la que estaba sometido su país por el imperialismo, a través de gobiernos títeres y totalmente entreguistas:

“Durante Abril de 2000 el pueblo de Cochabamba se levanta y le hace frente a una transnacional que pretendía privatizar el agua... Es a partir de ese momento que el pueblo boliviano despierta nuevamente. A estas acciones se les llamó La Guerra del Agua”.

“En Octubre de 2003 se alza el pueblo por la defensa del Gas. El Ejercito asesina 65 personas pero la presión popular logra la renuncia del gringo Sánchez de Lozada. En 2005, Evo Morales gana la Presidencia de la República y adelanta cambios estructurales profundos en el país que están tocando grandes intereses: Nacionaliza los Hidrocarburos e inicia la Reforma Agraria y redistribución de las tierras con el lema de: La tierra es para quien la trabaje”.

“Con el gobierno de Evo Morales se propone la refundación política del Estado y se convoca a una Constituyente, de la cual falta solo la aprobación de la nueva Constitución a través de un Referéndum. Proceso este que ha sido trabado por las oligarquías y sus supuestas autonomías departamentales”.

“Los referéndum por los estatutos autonómicos departamentales son si acaso simples encuestas, son anticonstitucionales... Los departamentos que convocan estos, Panda, Beni, Santa Cruz y Tarija están en las zonas donde se encuentran las más grandes reservas de hidrocarburos, las mejores zonas agrícolas y las reservas más grandes de agua dulce de América Latina. Santa Cruz es la segunda ciudad más importante de Bolivia. Estos referéndum autonómicos están siendo promovidos por las oligarquías criollas, empresas transnacionales y con la anuencia y directa influencia de la Embajada norteamericana... El actual Embajador norteamericano en Bolivia fue embajador en Yugoslavia y partícipe directo en la separación de Kosovo”.

Al concluir su participación Jorge Alvarado, Embajador de Bolivia en Venezuela, hizo un llamado a los presentes para que vean lo que esta ocurriendo en Bolivia como una advertencia para Venezuela y América Latina en cuanto a esta nueva estrategia separatista promovida por el imperialismo norteamericano.

Con respecto a la inquietud manifestada por uno de nuestros compañeros, con respecto a la utilización del concepto de “autonomía” por las oligarquías bolivianas en total contraste con el espíritu que representa este concepto para las luchas que se libran desde abajo y a la izquierda, el ciudadano embajador manifestó que ciertamente es necesario rescatar hasta nuestras palabras: “La nueva Constitución boliviana contiene el concepto de autonomía en su real dimensión en cuanto al derecho que tienen los pueblos de decidir su destino”.


No hay comentarios.: