ACTIVOS DE NUEVO...

¡Volvemos por todos los caminos! ---- COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRA AMÉRICA ----

sábado, abril 19, 2008

Los terroristas del 23


Los terroristas del 23


Por: Leo Magos


Nota de Redacción: Existe una peligrosa tendencia en algunos "intelectuales" de la revolución, de esos que nunca han pisado un barrio, ni tirado una piedra, de criminalizar la protesta. Más allá de que uno esté de acuerdo o no con la acción, no hay nada más peligroso en una revolución que atacar la iniciativa popular y la movilización. Para estos seudointelectuales todo lo que sea protesta del pueblo es tomado como antirrevolucionario. Esta es una respuesta de un sector de los compañeros del 23 a uno de esos artículos.




No pude sentir menos que indignación cuando leí el artículo de José Sant Roz "La SIP felicita a guerrilleros urbanos del 23 de Enero". En principio quise creer que se trataba de una fina ironía puesto que yo le había leído a este señor algunos escritos interesantes pero leyendo y releyendo me doy cuenta de que la cosa no es tan superficial.

En el fondo siento que está el mismo desprecio por la clase popular que siempre estuvo presente en los “famosos 40 años”. Es la descalificación gratuita porque no se siguen las líneas del hijo obediente y disciplinado que hace caso y no ensucia las paredes de la casa para que los vecinos no vayan a decir que tenemos una casa fea. Es el maniqueísmo absurdo y barato en que caen “las filas revolucionarias” para tildar de contrarrevolucionarios y agentes de la CIA a aquellos que levantan alguna bandera o alguna voz que no ha sido pasada por el "filtro de la revolución institucionalizada".


Señor Sant Roz, sus palabras así como las del presidente por insinuar que pudieramos estar infiltrados como sucediera en Chile o las del otro señor que desvela a miles de compatriotas todas las noches, nos llevan a pensar que usted ni de visita ha pasado por el 23 de Enero. Le cuento que la actividad que se realizó el 3 de abril en la parroquia fue anunciada con antelación por los Colectivos y las personas que vivimos en el sector sabíamos por lo que tomamos las previsiones del caso. Asistimos a nuestros trabajos y centros educativos sin novedad. También quería decirle que los medios de comunicación (así mismo, en minúsculas) que usted nombra, no necesitan que nosotros nos portemos mal o le armemos un berrinche en la calle a nuestros padres para salir a hablar mal del Gobierno o descalificar los avances que se han tenido en nuestro país, indudablemente, los últimos años. TODOS los días se dan banquete con nosotros y con usted porque creo que usted está de “este lado” como decimos aquí en el 23 ¿no?


Salgamos o no, mostremos armas o no, estemos carapeladas o no, hagamos pintas como la que reivindica el nombre del compa Raúl Reyes que parece que a usted le causó algo de “curiosidad” o hagamos una marchita por la Plaza Bolívar siempre nos despreciarán señor Sant Roz. ¿O hace falta más evidencias? Esos medios no necesitan motivos porque si no los hay los inventan ¿o no?


Pues yo le digo a usted y a los que como usted nos dicen contrarrevolucionarios, agentes de la CIA y todos esos regaños por el “berrinche” de ayer, que son esos Colectivos de Trabajo quienes durante muchos años llevaron adelante el cineclub, el periodiquito, la actividad cultural, los campeonatos deportivos, el mercadito barato, la seguridad del sector, las corales infantiles, las pintas, los murales; en fin, el día a día que muchos muchachos como nosotros nos permitiera ver que había caminos distintos para transitar en la vida: la lucha, la alegría, la rebeldía, los estudios, la solidaridad, el compañerismo. A cambio lo que recibimos fue plomo, allanamientos, compañeros muertos, robo de materiales de trabajo como libros, revistas, proyectores de 16mm porque éramos subversivos. Ojalá no repitamos la misma historia. Alguien dijo por ahí que quien no conoce la Historia está condenada a repetirla.


Desde hace varios años hemos tenido un respirito y eso ha sido positivo. También nos han ayudado con equipos para continuar nuestro trabajo comunitario o nos han donado algunos bolsos escolares o regalos para los chamos y chamas en diciembre pero ¿eso nos obliga a callar lo que vemos que no está bien? ¿Podemos estar de acuerdo con una amnistía que deja libres a los golpistas mientras se reanudan los allanamientos indiscriminados en la parroquia? ¿Es muy dañino rellenarles las paredes de pintas a un canal que lo que hace es destruir la mente de miles de venezolanos cada día con sus mentiras y desprecio? ¿No pagamos con la vida del compa Héctor nuestra acción contra la patronal económica que obliga a nuestras madres y a nosotros mismos a hacer colas de horas para comprar arroz, leche, pollo, azúcar cuando les da la gana de desaparecer estos rubros alimenticios con el cual dan su granito de arena para desabastecer y contribuir de cierta manera con perder referendos?


Nosotros no aparecimos ayer para que nos retrataran los medios señor Roz. Allí donde estuvimos nos encontrábamos el 11 de abril, el 4 de febrero y el 27 de noviembre, el 27 de febrero, el 2 de diciembre y el 23 de Enero. Nosotros estuvimos y estaremos ahí siempre. Dando la cara o encapuchados pero siempre con la dignidad revolucionaria en el momento que sea. Acá en la parroquia todos nos conocemos, No corremos a embajadas o a escondernos cuando las cosas se ponen apretadas. Tampoco nos teñimos el pelo ni saltamos talanqueras. Ustedes saben que es así.


Afinen bien la puntería que nosotros, hace mucho, tenemos claro quién es nuestro enemigo histórico. No damos amnistías, no corremos y no olvidamos a nuestros muertos. Somos la alegría y la vida en tremenda lucha contra la tristeza y la muerte como dijera nuestro querido Argimiro.



¡Hasta la Victoria Siempre!



leomagos@gmail.com

No hay comentarios.: