III Entrompe y Quiebre Comunicacional de Los Pueblos en Lucha

ACTIVOS DE NUEVO...

¡Hacia el Encuentro por la Organización Necesaria y Posible! ---- COMUNIDADES AL MANDO - PROYECTO NUESTRA AMÉRICA ----

martes, noviembre 06, 2007

Comunicado de la ANMCLA: La reforma del artículo 337 es un retroceso...




El derecho al debido proceso no puede ser restringido en ninguna circunstancia


ANMCLA, 19 de Octubre de 2007

La Asociación Nacional de Medios Comunitarios Libres y Alternativos expresa su profunda preocupación ante la reforma propuesta por la Asamblea Nacional en relación al artículo 337 de la Constitución de República Bolivariana de Venezuela, que regula los Estados de Excepción. Consideramos que una modificación como esa implicaría un retroceso a la constitución del 61, que atenta contra los derechos del pueblo. Por lo tanto, exhortamos a los miembros de la Asamblea Nacional a rectificar, en consonancia con otras voces críticas que se han levantado desde las filas de la Revolución.


Las restricciones a los derechos al debido proceso y a la información durante períodos de excepción han sido siempre, en la historia de Latinoamérica, herramientas del imperio, de la oligarquía y de los poderosos. Sin ir muy lejos, ese fue el comportamiento de la oposición golpista en abril de 2002, cuando cientos de compañeros eran detenidos -incluso persiguieron a diputados y ministros del gobierno revolucionario- sin el debido proceso; cuando toda información sobre las manifestaciones populares era censurada; cuando varios medios comunitarios eran allanados y silenciados, mientras al resto de los venezolanos nos obligaban a ver comiquitas.


Profundizar la Revolución es ampliar los derechos del pueblo
Garantizar los derechos de todas y todos en cualquier circunstancia es un principio fundamental de nuestro accionar y de la ética revolucionaria
Por ello, consideramos que la reforma propuesta por los compañeros diputados respecto al mencionado artículo no está en sintonía con el espíritu de esta revolución. Para comprobarlo, basta recordar que aun en las circunstancias más difíciles el comandante Chávez ha optado por no declarar estado de excepción. Más allá, iría en contra de uno de los avances que en materia de derechos humanos propuso el sector revolucionario durante la constituyente del 99.


El debido proceso, garantía de libertad
Todos y cada uno de nosotros tenemos derecho al debido proceso. Es una garantía individual no sujeta a límites que habría impedido, por ejemplo, lo sucedido durante febrero de 1989, cuando el estado de excepción sirvió para que muchos venezolanos fueran detenidos arbitrariamente. En aquellos tiempos era común escuchar a los funcionarios policiales decir que durante el estado de excepción "hombre detenido es hombre muerto" y "los muertos no se pagan". Amargamente recordamos el saldo de muertos, heridos y desaparecidos en estos hechos. Su memoria nos demanda, hoy más que nunca, asegurar que esos atropellos no volverán a producirse nunca más.
El debido proceso impide que un hombre o una mujer del pueblo sea detenidos sin causa o retenido sin razón; evita la arbitrariedad de cualquier funcionario. La historia nos demuestra que, en la inmensa mayoría de los casos, quienes resultan afectados por los excesos del Estado son los hombres y mujeres de a pie, los pobres.


Acotar los límites a la libertad de información
El derecho a la información sí puede y, en muchos casos, debe estar sujeto a limitaciones por parte del Estado, en presencia de circunstancias de emergencia nacional que así lo impongan. Sin embargo, creemos que una limitación como ésta amerita acotar los alcances y más claridad en los términos, para que no pueda ser usado contra el pueblo.


Como comunicadores populares, nuestro esfuerzo va dirigido a garantizar la hegemonía de la clase en las comunicaciones. Cuantos más medios y más potentes, estén en manos del pueblo, menos peligrosos serán los grandes medios privados que participan en la conspiración. No es con la censura del Estado que defenderemos la revolución si es amenazada, es con millones de voces al aire, como lo demostró el 13 de abril el pueblo revolucionario, al tomar las calles para defender la democracia revolucionaria, a pesar de la censura impuesta por los medios oligarcas.


Las voces del pueblo, garantes de la revolución
Nuestra revolución ha avanzado abriendo las compuertas sociales, multiplicando libertades, respetando los derechos humanos, creando medios que sean portavoces de las comunidades en lucha, democratizando el poder y la información.


Ahora como en febrero del 89, como en abril y como en diciembre de 2002, los comunicadores populares nos mantenemos en la calle, multiplicando voces, poniendo la información y poniendo los medios en manos de nuestras comunidades.

No hay comentarios.: