Si por quijotes nos llaman locos, que nos llamen locos y quijotes. No importa, solo importa la alegre lucura, solo importan los sueños de rebeldes tercos inconformes, solo importas tú, Dulcinea del Toboso, y la guerra a muerte contra los gigantes imperialistas.

El Lápiz

Comentarios